domingo, 4 de marzo de 2018

'Valeria en el espejo' (Valeria #2)

Valeria en el espejo








Título: Valeria en el espejo (Valeria #2)
Título original: Valeria en el espejo
Saga/Autoconclusivo: Tetralogía
Fecha de publicación: 2013
Autor: Elísabet Benavent
Editorial: SUMA
Páginas: 448 
ISBN: 9788483655580
Precio: 9.95€ (De bolsillo); 17.00€


Sinopsis

Valeria está inmersa en una vorágine emocional.
Valeria acaba de publicar su novela y tiene miedo a las críticas.
Valeria se está divorciando de Adrián y no es fácil.
Valeria no sabe si quiere tener una relación con Víctor.
Y mientras Valeria teme, llora. disfruta, sueña...
... Lola no sabe qué hacer con Sergio. Se siente sola.
... Carmen se ha despedido y lucha por comprender a Borja, su novio y antiguo compañero de trabajo.
... Y Nerea se levanta cada mañana con náuseas.



Reseña

¡¡ ATENCIÓN SPOILERS !!

Tras la divertidísima primera parte, nos encontramos con que este libro empieza fuertecito... demasiado.
Vale, voy a empezar diciendo que QUIERO UN VÍCTOR EN MI VIDA. Hala, ya lo he dicho. Porque tela, tela, TELA.

Bueno, comenzamos con que Valeria ha publicado su segundo libro, y digamos que son sus experiencias personales y las de sus amigas plasmadas en papel. Por suerte, ante el miedo de Valeria por publicar eso, todas las personas que salen en su libro reaccionaron bastante bien, menos, por supuesto, Adrián, al que no le gustó para nada descubrir los detalles sexuales que tenía su mujer con Víctor… ni verse a sí mismo con otra mujer que no fuese su esposa.
Víctor y Valeria, Valeria y Víctor… no sé qué pensar con respecto a vosotros dos… Osea con lo ‘fácil’ que podría ser todo y la que estáis liando… Por una parte Valeria, asume que su matrimonio está acabado y que se tiene que divorciar de Adrián, pero en el fondo no puede ¿por qué?...Por otra parte, se está empezando a enamorar de Víctor, aunque no quiere admitirlo porque no confía del todo en él, debido a su fama de conquistador. La relación de estos dos personaje es explosiva y, aunque la mayor parte de las escenas entre ellos son súper picantes, se entregan el uno al otro al 100% para que lo suyo funcione… ¿o no del todo?

Lola se siente cada vez más sola. Intenta apartar a Sergio, cuando conoce a Carlos, pero nada da resultado, ya que siempre acaba con Sergio de una forma u otra, hasta que finalmente, decide terminar con todo y darle un rumbo nuevo a su vida.

Carmen, la cual se ha despedido de su trabajo, cada vez ve más difícil su futuro con Borja, y es debido a él, la actitud para con su madre, y que su suegra no la traga… Carmen y Borja deciden irse a vivir juntos, pero este siempre pospone las visitas de las inmobiliarias y, cuando finalmente encuentran la casa perfecta, no es capaz de decirle a su madre que (por fin) se va de su casa y se va a vivir con Carmen. Esta, ante tal situación se harta de la actitud de Borja, pero él responde con un cambio de actitud, mucho más maduro y proponiéndole matrimonio a Carmen.

Con respecto a Nerea… No sabe cómo manejar la situación. Está embarazada y no se lo quiere decir a Daniel, pero ¿por qué? Porque se ha dado cuenta de que no está enamorada de él, hecho que confirma cuando le cuenta lo del embarazo, y ve la reacción de este al bombazo que le acaba de contar. Con un par, Nerea convence a Carmen para que vaya con ella (dado que ni Lola ni Valeria pueden ir) a la clínica para abortar y, decide ir a casa de sus padres a plantarles cara y contarles todo lo sucedido, sin importarles su opinión, porque ya ha vivido demasiado tiempo escondida, siendo una persona que realmente no es.

Una segunda parte con mucha más tensión que la primera, que en muchas ocasiones, te lleva a cerrar el libro y parar de leer y pensar: ‘Madre de mi vida lo que está pasando’; no obstante, fresca y divertida, que te hará reír en muchas ocasiones (Lola eres la caña). Lo que me ha gustado mucho es que mantiene la dinámica de que en muchas ocasiones parece que estás dentro del libro, y que te vas con las chicas de copas o que te llaman porque tienen una emergencia.
Y por último, me quedo con una frase real como la vida misma:

''Y es que las mujeres solemos infravalorarnos continuamente. Si nosotras quisiéramos y lo creyéramos, el mundo sería nuestro'' 



     3.5/5 ⭐️





No hay comentarios:

Publicar un comentario